¡Puedes pasarte la vida entera leyendo un pasaje de la Escritura sin captar su sentido, hasta que el Espíritu Santo te lo revela y las palabras cobran vida ante ti! A eso llamamos la voz de Su Palabra, cuando el Señor te muestra algo de forma personal o a modo de respuesta. ¡El Señor anima esas palabras, las aplica a determinada situación y de pronto adquieren vida! Dejan de ser meras palabras, o simples frases que pasan ante tus ojos. ¡De repente caes en la cuenta!
     ¿Te ha sucedido alguna vez estar leyendo un pasaje y sentirte de pronto impactado por un versículo o una palabra? Pensar: “¡Eso es justo para mí! ¡La solución que buscaba!” ¡Sentir que Dios te hablaba más claramente que si te hubiera gritado, o te lo hubiera dicho a voces en el oído! Puede que hubiese sido escrito para otra persona hace 5.000 años, pero de pronto te impacta a ti personalmente. ¡Sucede que el Espíritu Santo toma esa flecha, tensa el arco y te la clava en el corazón!
     ¡Todo lo que Dios tiene que hacer es pronunciar la Palabra, revelándote toda una situación y dándote así la llave que abre la puerta hacia toda la verdad! ¡Si existe alguna Escritura que encaje en la situación, Él te la dará, te dará la Palabra! Se valdrá de Su propia Palabra para hacerte saber lo que necesites. ¡Gracias a Dios por Su Palabra!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s