Esta milagrosa y espectacular historia de la vida real se titula:
“Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.” (Salmo 91:7)

¡Sucedió en la 2a guerra Mundial en un frente de combate lejano! ¡Enviaron a un teniente y su amigo a realizar una misión importante!

Hará falta un milagro para cruzar las líneas enemigas sin que nos vena, mi teniente!

¡Ya lo sé, Jimmy!

¡He estado orando sin parar!

¡Nos han visto!

AGÁCHATE!

¿Cuántos soldados enemigos diría que hay ahí?

¡No estoy seguro! ¡Quizás 20!

¡Nuestra única oportunidad de huir es atravesando ese claro!

¡Le acompaño, mi teniente!

¡VAMOS!

¡Jesús, Te ruego que nos protejas!

¡Aaaag!

¡MI TENIENTE!

¡Aah! ¡Me dieron!

¡El teniente ha muerto y el enemigo no tardará en descubrime!

Komm! Die sind sicher tot!* (*¡Vamos! ¡Los dos están más que muertos!)

¡Oh buen Jesús, Te lo suplico! ¡No podemos dejar de cumplir esta misión!

¡Jesús, Te lo suplico! ¡AYÚDAME!

¡Señor, Tú no estás limitado por muchos ni por pocos! (1 Samuel 14:16)

¡Tú ayudaste a Sansón a matar a mil enemigos con una simple quijada de asno! (Jueces 15:15)

¡Así que Te suplico que luches conmigo ahora mismo! ¡En el nombre de Jesús!

Les voy a decir una cosa: ¡Si con Uds. está Dios son invencibles, por pequeños que puedan ser! ¡Cuando Jimmy terminó de disparar, no había quedado un solo enemigo con vida!

¡Gracias, Jesús! ¡Tú me ayudaste y aún estoy vivo!

¡Ji-Jimmy!

¡?

¡MI TENIENTE! ESTÁ VIVO!

Pero… ¡sí la bala le dio en el pecho!

¡Sí, no lo entiendo! ¡Tendría que estar muerto!

¡Pero sólo me dejó aturdido! ¡Me pregunto por qué!

¡MI BIBLIA! ¡La bala dio en la Biblia que llevo siempre conmigo en el bolsillo delantero!

¡La biblia me salvó de la muerte!

¡Mira! La bala atravesó el Génesis, el Exodo, el Levítico…

¡ESTO ES ASOMBROSO!

Jimmy, ¿dónde crees que se detuvo la bala?

¡No sé! ¿Dónde?

¡En mitad del Salmo 91! ¡MIRA! ¡Fíjate! ¡Parece que la bala haya querido indicar el versículo siete! “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; ¡mas a ti no llegará!”

¡GRACIAS, PRECIOSO JESÚS! ¡¡ALELUYA!! ¡GLORIA A DIOS!

Si vives unido al Señor, confías en él y ruegas continuamente que te conceda Su protección, ¡puedes invocar Sus «Promesas de protección» en momentos de apuro, de guerra o de persecución!
«El Señor frustra los planes de los astutos, para que sus manos no realicen lo que conspiran. Sorprende a los sabios en su astucia, y echa por tierra los designios de los perversos. Libra de la espada al pobre, lo libra de las garras de los poderosos» (Job 5:12-13,15).
«él es el Dios que venga mis agravios, el que me libra de mis enemigos. Me exaltaste sobre mis adversarios, y me libraste de los varones violentos» (2Samuel 22:48-49).
«El miedo me asalta por todas partes, conspiran contra mí y traman quitarme la vida. Mas yo en ti confío, oh Señor; digo: «¡Tú eres mi Dios!» Líbrame de mis enemigos y de mis perseguidores» (Salmo 31:13-16).
«Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; ¡con cánticos de liberación me rodearás!» (Salmo 32:7)
«El ángel del Señor acampa alrededor de los que le temen, y los defiende» (Salmo 34:7).
«La salvación de los justos es del Señor; él es su fortaleza en el tiempo de la angustia. El Señor los ayuda y los libra, los libra de los impíos, por cuanto se acogen a él» (Salmo 37:39,40).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s