¡En cierto modo, el diablo es como un enemigo amistoso! ¡Trabaja para el Señor! Dios es su amo y lo creó con un propósito: que te acosara y te mantuviera a raya. ¿Acaso crees que es el Señor quien te impide hacer lo que te da la gana? ¡Pues no, es el diablo quien lo hace! ¡El es el Acusador de los Santos! (Apo.12:10)
¡El Señor es como un Pastor, nosotros somos las ovejas y los ángeles del diablo son como perros ovejeros! Los perros ovejeros son propiedad del Pastor, trabajan para El y vigilan a las ovejas para que no se descarríen ni se alejen del rebaño. No se hacen ver demasiado, ni molestan a las ovejas mientras no se separen. ¡Pero en cuanto una oveja se aparta del camino y de la protección del Pastor, corren tras ella ladrando y gruñendo, y si se niega a reunirse con el rebaño le lanzan pequeños mordiscos, ante lo cual la ovejita se apresura a regresar junto al Pastor!
¡Debes permanecer junto al Señor así como el corderito permanece al lado del Pastor! ¡Cuidado con despegarte del Señor! ¡Porque es entonces cuando el diablo se te pega a ti! ¡Tiene derecho a hacerlo si abandonas la protección del Señor! ¡Apenas te desvíes lo tendrás a tus espaldas lanzándote dentelladas! ¡Por eso, manténte unido al Señor! ¿Amén?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s