Dios exige nuestra cooperación para casi todo. Tenemos que dar el paso de fe, extender la mano de la fe y obedecer a Dios si queremos recibir Sus bendiciones. ¡Dios requiere de Sus hijos que le conocen personalmente y conocen Su voluntad y Su Palabra, que ellos mismos decidan apoyados en su propia fe! Hay algo que debemos hacer para cumplir con nuestra parte del convenio y hacernos merecedores de Sus promesas. ¡Hasta para recibir la Salvación hay que extender la mano de la fe, y para recibir Sus bendiciones hay que obedecer; para obtener la corona de vida debemos correr la carrera, y para merecer Su sanidad tenemos que acatar Su Voluntad y Su Palabra!
Dios quiere que pidamos para poder otorgarle a nuestra fe parte del reconocimiento y para poder recompensarla con una respuesta. El quiere que participemos del reconocimiento y de los beneficios, a pesar de que, a fin de cuentas, todo sea por gracia y todo provenga de El. ¡Como si hubiera una cuenta co¬rriente en la que el Padre ha depositado dinero a tu nombre –en el Banco del Cielo–, que no puedes recibir a menos que, por fe, firmes el cheque y lo retires! ¡Procede con fe! ¡Tienes que hacer el esfuerzo de querer creer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s